Calendario eventos

Septiembre 2017
D L M X J V S
27 28 29 30 31 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Proximos Eventos

Sin eventos

Acceso

Como se manifiesta en esta carta, la colaboración de don Luis Uset y de doña Dolores Lluch no puede ser más útil, rápida y eficaz. Madre Soledad deposita en don Luis toda su confianza aportando por su parte su experiencia en la apertura de otras Comunidades en diversas ciudades de España.
El día 10 de junio de 1881, finalizada la segunda etapa de cuestación por tierras de Cataluña, se establecieron en Barcelona Madre Concepción y Sor Sagrario Rey, en una casa que les proporcionó doña Dolores en la calle Jerusalén, nº 32, tras haber conseguido la misma señora, el tan deseado beneplácito del Prelado para esta fundación.
El 2 de julio se presentó en Barcelona la Madre Soledad acompañada de Sor Alejandrina Cuevas, Sor Genoveva Vázquez y Sor Cándida Núñez, constituyendo las cuatro Hermanas y Madre Concepción, la Comunidad de Barcelona.


28 de enero de 1881


A don Luis Uset
Señor don Luis G. Uset. Muy señor mío y de toda mi consideración:

 

Es en mi poder su estimada y atenta del 23 del corriente, en que me participa que visitó al reverendo Párroco de Santa María y al señor Canónigo, que, abrumados por sus atenciones a otras Asociaciones, no podrán ocuparse de la nuestra, aunque lleguen a contribuir para su sostén. No extraño que el señor Penitenciario mire nuestra fundación en ésa como innecesaria, supuesto que hay otra con el mismo objetivo; pero como usted dice muy bien, aunque en Barcelona haya dos o tres Asociaciones para velar enfermos, todo es poco para una población tan crecida, como sucede en Madrid, máxime las que tienen por fundamento la asistencia a los enfermos gratuita y esmerada como la nuestra, de la que disfrutan más los pobres.
No obstante que las Hermanas Sor Concepción y Sor Estrella hablaron al excelentísimo señor Obispo de la Diócesis sobre nuestra fundación en ésa, a la que manifestó no oponerse su eminencia ilustrísima; sin embargo, me parece muy acertado el pensamiento de usted, en unión del señor Presidente de la Beneficencia y de algún otro consocio, de suplicar al referido excelentísimo señor Obispo que nombre un delegado suyo, a fin de mancomunar los trabajos preparatorios para la fundación; pues, si a esto accede su eminencia ilustrísima, se tendrá mucho adelantado.
Este plan se ha seguido en las fundaciones de Zaragoza, Pamplona y Valencia y en otras muchas. Lo que principalmente atendemos en nuestras fundaciones es tener, además  de la autorización del Prelado Diocesano, que es indispensable su beneplácito, bendición y protección, como base, fundamento y vida de toda fundación religiosa. Incluyo estos prospectos, y luego que usted vea cómo se presenta el señor Obispo, tenga la bondad de participármelo, y le mandaré un legajo de prospectos; y si usted cree conveniente que en esto se haga alguna variación por razón de localidad, me lo dice, para mandarlos a imprimir, o se imprimirán en ésa.
Entre tanto pongámonos bajo los auspicios de la divina Providencia, que dispondrá lo que sea más conveniente. Reciba usted, etcétera.

 

Sor Soledad Torres.

Nuestras Casas

PlayPause
Shadow
Slider

Quien está en linea

Hay 61 invitados y ningún miembro en línea

Visitas

0132793
Hoy
Ayer
Esta semana
Ultima semana
Este mes
Ultimo mes
Todos
125
525
5172
122763
19848
28321
132793